viernes, 31 de julio de 2009

Relleno y Terraplenes para Obras de Arte que no sean Alcantarillas Tubulares

Las zonas excavadas alrededor de obra de arte deberán rellenarse con material aprobado, en capas que no excedan de 15 cm de espesor hasta llegar a la cota original del terreno. Cada capa deberá ser humedecida o secada, según sea necesario y compactada íntegramente con compactadoras mecánicas hasta obtener la densidad requerida.

Al colocar rellenos o terraplenes, el material empleado deberá colocarse simultáneamente, hasta donde sea posible, a la misma altura en ambos lados de un estribo pilar o muro. Si las condiciones existentes exigiesen efectuar el rellenado más alto de un lado que el otro, el material adicional en el lado más alto no deberá ser colocado hasta que el INGENIERO lo permita y, con preferencia, no antes que la mampostería haya estado en su lugar 14 días o hasta que los resultados de ensayos efectuados bajo la supervisión del INGENIERO, establezcan que la mampostería haya alcanzado suficiente solidez para resistir cualquier presión originada por los métodos aplicados, y los materiales puedan ser colocados sin provocar daños o tensiones que excedan un factor de seguridad.

Los rellenos y terraplenes no deberán construirse detrás de los muros de alcantarillas de hormigón, hasta que la losa superior esté colocada totalmente fraguada. Los rellenos y terraplenes detrás de los estribos sujetados en su parte superior por la superestructura, y detrás de los muros laterales de alcantarillas deberán ejecutarse simultáneamente detrás de estribos contrarios o muros laterales.

Todos los terraplenes contiguos a las obras de arte, deberán construirse en capas horizontales y compactarse tal como lo determina la Especificación ETG-15 Terraplenes. Se deberá tener especial cuidado para evitar cualquier efecto de cuña contra las estructuras, y todos los taludes limítrofes o dentro de las zonas por rellenar deberán ser escalonado o dentados para evitar la acción de los mismos con efecto de cuña. La colocación de terraplenes y el escalonado de los taludes deberán continuar de manera tal que en todo momento exista una berma horizontal de material bien compactado, en una longitud por lo menos igual a la altura de los estribos o muros contra los cuales se efectúa el relleno, excepto en los casos en que estos lugares estuvieran ocupados por material original no efectuado por los trabajos de la obra.

Se deberán tomar medidas adecuadas para obtener un drenaje completo. Se deberá utilizar piedra triturada, arena gruesa o grava para el desagüe en los orificios de drenaje (barbacanas) señalados en los planos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario